ORGÁNICO

Ondea el pez su camino,

acariciando cada átomo helado del agua,

cada átomo salado que roza su piel,

cada átomo de sus escamas.

Ese mismo átomo acaricia mis pupilas,

desafiando mi mirada presente,

y esa caricia se refugia en mi corazón.

Y, entonces,

se abre la ventana, ¡No!

la puerta…

A un espacio infinito, indefinible,

perceptible solamente desde la vulnerabilidad

que soy.

Mi piel, transparente y desprotegida,

a través de la mirada sonriente y azul.

                                          (Caricia verde…)

sdr

¡HOLA! SOY LEIRE

Y quiero darte la bienvenida a mi blog, donde encontrarás un montón de artículos que te serán de gran ayuda para lograr…

ÚLTIMOS POSTS

MAR (2º parte)

Tu palpitar inunda mis células. Suspiro amanecer… Profunda.    

APARICIÓN

           Aparición Apareció en mi mente.

error: Content is protected !!
Ir arriba