METAMORFOSIS

                                                                                                                           Metamorfosis

No existe, no es, ni calor, ni fuego, ni llama hiriente. Sino la propia piel enardecida de la Madre Tierra la que supura cambio. Su signo se ha vuelto versátil y caprichoso; es como si la humanidad estuviera sucumbiendo a un hechizo. No solo la humanidad, sino todos los seres, los encarnados, y, también, los invisibles, todos inmersos en agua, infinitas mareas de agua salada, infinitas lluvias ácidas, y el calor…que no cesa, pero, que, en realidad, no existe. El propio Padre Sol, desde bastidores, desde el propio núcleo celular, abrasa la estructura, que se muere, lenta y pausadamente, saboreando cada instante, cada movimiento, cada sacudida. El género luminoso no tiene sexo. Entonces, debe desaparecer la palabra. “¡Que desaparezca la palabra inútil, decadente y estéril!” La mente se diluye y brota el miedo. Respirando vacío, en profundos suspiros, volvemos a nacer, después de haber muerto innumerables instantes, instantes que son vidas, efímeras y eternas a la vez. Se diluye la mente y queda en el olvido, el conocimiento. Y entonces, solo entonces, despierta el embrión de sabiduría ancestral e intemporal de la propia sangre. Se murmura, en el pueblo, que la mujer ha transmutado en árbol.

sdr

¡HOLA! SOY LEIRE

Y quiero darte la bienvenida a mi blog, donde encontrarás un montón de artículos que te serán de gran ayuda para lograr…

ÚLTIMOS POSTS

MAR (2º parte)

Tu palpitar inunda mis células. Suspiro amanecer… Profunda.    

APARICIÓN

           Aparición Apareció en mi mente.

error: Content is protected !!
Ir arriba